CENTRAL DE TURNOS: 2206-1400 CONMUTADOR: 2206-1450 Tte. Gral Juan Domingo Perón 2150 info@iorlarauz.com.ar

Blog

El peligro de conducir si sufres rinitis alérgica

Los principales síntomas de la rinitis alérgica son picor intenso en nariz, boca, ojos, garganta y/o piel, así como rinorrea (congestión nasal) y ojos llorosos. Además, es característico de esta patología el sufrir estornudos continuados en forma de salva, es decir, consecutivamente. Para tratarla se utilizan antihistamínicos, cuyos efectos secundarios pueden ser igual de peligrosos en el momento de conducir que los propios de la rinitis.

Es por ello que conducir es sumamente peligroso si se sufre de rinitis alérgica. Imaginemos un conductor que circula por una autovía a velocidades legales (120 Km/h) sufriendo un episodio de estornudos: considerando una duración de 2-3 segundos por cada estornudo, una salva de 10 le supondrá recorrer alrededor de 500 metros durante los mismos. Si a ello le añadimos además el lagrimeo y el picor ocular propios de la rinitis alérgica, conducir se convierte en un acto muy arriesgado dados sus efectos.

Para prevenir riesgos, lo mejor es evitar conducir en temporadas de alta concentración de los agentes causantes de la alergia. En caso de no poder hacerlo, se deben tratar sus consecuencias, aunque con mucha precaución dados los efectos de los antihistamínicos: se recomienda utilizar antihistamínicos de segunda generación en los casos en los que se deba conducir, ya que los clásicos (comúnmente conocidos como ‘de primera generación’) cuentan con un acusado efecto sedante en el paciente.