Terapia Intensiva

Desde enero de 2015, el IORL ARAUZ dio un nuevo paso hacia adelante en la atención integral, a través de la inauguración del Servicio de Terapia Intensiva.

De esta manera, se ofrece una atención de alta complejidad, que es muy necesaria en pacientes de riesgo elevado -especialmente durante o después de una cirugía-. Para aquellas personas que no poseen esta condición, es igualmente importante ser tratadas en un centro médico que está listo para resolver cualquier contingencia, sin improvisaciones ni necesidad de traslados. Sin dudas, esto brinda un servicio diferencial, que permite la tranquilidad del paciente, de su grupo familiar y de los profesionales intervinientes, que conocen la importancia de un entorno cuidado.

Dadas sus características, además de pacientes propios del IORL ARAUZ, este Servicio recibe derivaciones de otros centros médicos que no poseen la infraestructura necesaria dentro de sus instalaciones.

La terapia intensiva del IORL ARAUZ, está totalmente dotada con aparatología de primer nivel. Posee respiradores de última generación de presión y volumen; monitores con registro electrocardiográfico, evaluación de ritmo cardíaco, saturación de oxígeno, frecuencia respiratoria, control de temperatura y de presión arterial; máscaras de ventilación no invasiva; marcapasos; bombas de infusión; camas con control posicional; carro de paro cardiorrespiratorio; analizador de gases en sangre y otros parámetros de laboratorio; drogas para control hemodinámico; sistema de información computarizado y catéteres para medición de presión venosa central y arterial.

Además de contar con tecnología de vanguardia, fundamental para una atención de calidad, el compromiso del IORL ARAUZ es su actualización y mantenimiento constantes. El equipo de profesionales altamente formados y dedicados que trabajan en esta área hacen que sea única en su tipo.

Sin dudas, el Servicio de Terapia Intensiva es la evidencia más sólida de un Sanatorio vigente, activo y con vocación por la excelencia. El IORL ARAUZ combina más de 86 años de trayectoria con la férrea decisión de continuar siendo un referente en Medicina, siempre.